El jueves 28 de junio tocaron en Madrid los Rolling Stones. La gira “Forty Licks” me pareció tan chula que la vi dos veces (Madrid y Zaragoza). Recuerdo un perfecto “Gimme Shelter” en el Calderón: su himno pidiendo refugio sonó a la vez cálido, vulnerable, amenazante y alucinado .Un pequeño infierno de estadio. El tour 2007, en cambio, resultó mucho más flojo, a pesar de la desbordante energía de Mick Jagger. [Más…]