The VoicesReconozco que los Primal Scream de “Screamadelica” no son mi ejemplo de grupo favorito. Y que los mejores Spiritualized tampoco me entusiasmaban, al menos no tanto como algún disco de Spacemen 3 o Sonic Boom. De Sigur Ros, aparte de algún estribillo ensoñador, poco salvaría. Mogwai en cambio tienen bastantes tramos acerados, como islas despuntando entre océanos de tranquilidad. Y los ritmos teutones patentados por Neu! hace más de 35 años han dado vida a grupos interesantes.

Con toda esta ensalada de conceptos fermentándose en el cerebro cuesta mucho admitirlo, pero estoy enganchado desde algunas semanas al segundo álbum –bueno, es un mini de siete canciones no tan minis- de los galeses The Voices llamado “The Sound Of Young America” (My Kung Fu Records 07). Un portento de noise rítmica –beautiful noise lo definen ellos- tomando forma de masa afilada y deslizante, gélida y ardiente, galáctica, cremosa, que suena inmensa procedente de un simple trío. Será la euforia del pulso de “Second Wave”, la pereza narcótica de “…You Broke A Heart I Gave To You”, o tal vez la vulnerabilidad de un súbito cambio de acordes en “I´ll Always Be Within You When There´s No One Left Inside” –uno de los títulos de canción del 2007- en una línea shoegazer similar a The Radio Dept, también presente en “You Shared A Smile I Thought Was True…”. Música para los que toman drogas pero que también hace efectos sobre los demás. Ruido en cinemascope.