MenomenaRepele un poco todo el globo que se ha montado alrededor de “Friend And Foe” (Barsuk, 07), tercer disco de Menomena. Tras siete años activos, estos hijos de Portland han obtenido notoriedad tanto por lo que muestran como por lo que esconden. La gran baza de su rock quebradizo es la colaboración del dibujante Craig Thompson, el de “Blankets”, haciéndoles una ingeniosa portada –críptica en cuanto a créditos- y ayudándoles en la parte visual de los shows. El referente aquí serían los Genesis de Peter Gabriel, tal vez por el parecido de algunos pasajes –contraste entre voz áspera y percusión cortante-, sobre todo las canciones Air Aid y Ghostship.

La esencia de Menomena no obstante hay que buscarla en otro punto de anclaje, cuando agarran una melodía deslumbrante e inmortal como las de Flaming Lips y se divierten saboteándola como el Zappa de la etapa juguetona con los vientos; la desnudan dejando a la vista el esqueleto, la rompen y la tiran. Si por alguna razón se apiadan de ella y la miman, como en Wet And Rusting, Rotten Hell –bonito vídeo– o My My, entonces son simplemente de lo mejorcito del 2007: unos gamberros adorables.