payday loans

archies.jpg

El otro día, viendo un reportaje en la tele catalana, Guille (La Casa Azul) disertaba efusivamente sobre un estilo -¿?- musical que me atañe especialmente: el bubblegum o la música chicle.

En aquellas tardes soleadas de 1968, cuando yo estaba dejando de ser un niño para convertirme en rapaz y me salían pelos por todos lados menos por la parte superior del cráneo –era el aviso premonitorio: la decadencia empezaría prontísimo en aquella precisa zona-, encendía la radio y encontraba canciones fáciles con estribillos de una palabra repetida. Era el pop más rastrero del momento, el que más rabia suscitaba entre la creciente masa adicta a la psicodelia o al blues progresivo, y el más obscenamente comercial. El antídoto perfecto a las actitudes de falsa erudición de la época: como alabar los spaghetti-western del tándem Sergio Leone/Clint Eastwood frente a las cintas de Bergman, o los libritos del oeste de Marcial Lafuente Estefanía que nuestros padres leían en el metro frente a las obras completas de Ginsberg. Era, en definitiva, un problema de actitud e insumisión; y de restregar en la casa de los intelectuales aburridos la fregona de la diversión. [Más…]

Sur de brasil
28.01.2008

Sur de brasil

Diciembre 2004. Aterrizaje madrugador en Guarulhos, uno de los dos aeropuertos importantes –ya hablaremos del otro, Congonhas– de Sâo Paulo. Tras encajonar las mochilas en el maletero del taxi, procedo a sentarme en el asiento delantero y, asunto prioritario concerniente a la seguridad –más que abrocharse el cinturón-, a levantar el cristal hasta dejar cerrada mi ventana. “¿Qué hace?”, me espeta el a estas horas ya sudoroso taxista. “Pues evitar que algún crío en cualquier semáforo meta la mano y se lleve algo. Como siempre”. Me miró con cara que quería aparentar estupefacción sin conseguirlo del todo. “¿Cuánto hace que no viene por aquí? Ahora Sâo Paulo es bastante seguro, los problemas los tienen en Rio De Janeiro. No se aflija y baje el cristal”. Al parecer, todo depende del prefeito de turno y de su voluntad política a la hora de implementar más o menos medidas en favor de la seguridad ciudadana. [Más…]

posterspecials1.jpg

Son estos quince como podrían haber sido mil otros (de hecho hace una hora eran diez). Es sólo una lista redactada a salto de mata en un día cualquiera: un pequeño homenaje a la influencia de la cultura afroamericana en el pop y en el rock, tanto en la parte vocal como en la ambientación.

“Moondance” (1970) Van Morrison. No se me ocurre ninguna voz blanca que haya sabido captar las emociones negras como ésta y, pese a que casi toda su carrera se basa en la misma búsqueda desde ópticas distintas, la calidez soul aquí mostrada no tiene precio. Y una queja: durante la presente década me da que, a base de ignorarlo, a Van se le ha ninguneado el prestigio. ¿Deberá morir para volver a gozar del debido respeto? [Más…]

Comentarios (3)
24.01.2008

marlaskajonstontachenko.jpg

Internet pone la información pop más cerca que nunca. En principio, todos salimos ganando: los artistas, el público y también las discográficas (aunque las grandes aún no se hayan enterado de cómo manejarlo en su favor). La explosión de blogs, webs y foros musicales nos facilita el acceso, pero hasta la mejor medicina tiene efectos secundarios. Me ha llamado la atención que tres artistas de los que soy fan coincidan en retratar la tristeza de las discusiones y comentarios sobre música en la red: [Más…]

The Singleman Affair
22.01.2008

singleaffair2.jpg

En la película Donnie Darko una envejecida Katharine Ross me trajo los recuerdos inevitables de una de las cintas que más me impactó en mi adolescencia: “El Graduado”. Rememorando mentalmente, aún me llegan los ecos de la acústica líquida de Simon & Garfunkel perforando la personalidad en construcción de Dustin Hoffman. Dicen que Daniel Schneider encontró en El Graduado un nombre para bautizarse, The Singleman Affair, y seguramente de allí también surge la inspiración para el título del álbum “Let´s Kill The Summer” (Poptones 2006). [Más…]

« Entradas anteriores  

You can buy steroids online! Buy winstrol and other steroids on safe place.