napster1.jpg

El tedio de la radiofórmula, los altos precios de los conciertos o las escabechinas provocadas por las nuevas tecnologías pueden hacernos creer que vivimos un momento de flojera musical. Pero, si lo pensamos un poco, en la industria discográfica cualquier tiempo pasado fue peor.

Blender: lista los grandes errores de la industria

En Blender, como en muchas otras revistas de música, les gusta utilizar las listas como piedra de toque. Su último ránking es el de los movimientos más torpes y mayores meteduras de pata de la historia de la industria discográfica. La lista da para mucho. Si partimos de que el inventor del fonógrafo, Thomas Edison, fue también el primer ejemplo de editor con mal olfato, podemos llegar a entender que Warner pagase dos veces por Wilco, que MCA adelantase 100.000 dólares por un disco que vendió 300 copias o que Geffen lleve gastados millones en “Chinese Democracy”, un álbum que ni siquiera existe (este último caso puede servir también para ilustrar el aguante de las disqueras con sus artistas más locos). Mención aparte es la relación de las discográficas con la tecnología. Sony se gastó un montón de dinero en un sistema anti-copia que hacía vulnerable los ordenadores ante los virus y la RIAA (patronal de la industria del disco) invirtió un billón de dólares en hacer desaparecer Napster. Esta última la mayor cagada de todos los tiempos para la revista. Echen un ojo al listado de veinte desastres porque hay de todos los colores.

UVNTV y Pitchfork.tv

La televisión tradicional sigue funcionando tan divinamente como siempre; ahí siguen esos millones de espectadores riéndose de los programas y esperando los anuncios . Con este panorama internet es cada vez más la plataforma alternativa para toda esa gente que no encuentra en el televisor lo que busca, incluidos los aficionados a la música. En el reciente festival South by Southwest el mítico rapero Ice Cube y DJ Pooh anunciaron el lanzamiento de UVNTV, una televisión en streaming y red social que cuenta con varios canales dedicados al hip hop, entre ellos el de Snoop Dogg. Otros que lanzan su propio canal de televisión son Picthforkmedia.com. Se llama Pitchfork.tv y comenzará el próximo 7 de abril. Además de videos musicales, entrevistas y reportajes, cada semana emitirán un concierto, un documental o una película. Mientras no haya textos tan plomizos como los de la revista, aplaudo el proyecto.

De alternativos a corporativos

La firma deportiva Converse ha decidido celebrar su centenario con una campaña en la que se apropian de diferentes iconos alternativos: MIA, Kurt Cobain, Sid Vicious, Ian Curtis, Joan Jett o Karen O de Yeah Yeah Yeahs. Como casi siempre se trata de artistas que han hecho dinero de sobra para mantenerse y que aún así ceden su imagen para vender productos “cool”. Estamos ante una vieja discusión que se ha mantenido viva desde los noventa en el colectivo hip hop, cuando reclamaban a firmas como Nike o Adidas que reinvirtieran en los barrios el dinero que habían ingresado copiando el estilo de vestir creado por esta cultura musical. En 2008 no hemos avanzado mucho. Las marcas que podrían construir canchas o locales de ensayo en Brooklyn o Sri Lanka siguen prefiriendo el camino fácil: pagar millones a la estrella del barrio (que raramente lo necesita ni se encarga de convertirlo en algo útil).