Poco a poco, la industria pierde interés por la venta tradicional de música y busca nuevos caminos para rentabilizar las canciones. Se comienza a notar en la actualización de iTunes que Apple ha presentado hace un par de días. La nueva versión del programa, además de un rediseño del interfaz, incluye una aplicación que recomienda música; de forma similar al Audioscrobbler que utiliza last.fm. Podría quedarse como una utilidad más, pero esta herramienta también podría abrir la puerta a iTunes para convertirse en un futuro en una red social.

Más evidente aún: Nokia tiene todo listo para poner en marcha su servicio Comes With Music, que ofrecerá música en plan bufé libre a través de sus terminales. Según la noticia del Financial Times su arranque será una oferta de un año en la que los compradores de sus modelos tendrán todo el catálogo de las compañías discográficas asociadas al proyecto sin coste adicional alguno (Universal está entre ellas). La agresiva oferta es histórica, ya que es la primera vez que las discográficas aceptan un modelo donde se paga por la tecnología y no por el número de canciones que disfruta el oyente. Sony Ericsson también está poniendo en marcha una apuesta similar a la de Nokia con la que ofrecería una tarifa plana de canciones a sus clientes. Por el momento está en fase de negociación con las cuatro grandes discográficas.