“Lookout Mountain, Lookout Sea” (The Silver Jews)
El disco que Leonard Cohen no grabó en el 2008, tal como ya se dijo aquí cuando actuó en el Primavera Sound. Corto y magnético, seguramente no aporta ninguna innovación sustancial en cuanto a sonido, pero es la colección de composiciones más coherente de la cosecha. Dénme un disco así cada año: no hay tribalistas ni rescatadores de sonidos africanos ni mozalbetes de Brooklyn que puedan hacerle sombra. Los demás pasarán, pero éste se queda. Para siempre. Más información en este post. Y en la reseña en Rockdelux 264.

“Fleet Foxes” (Fleet Foxes)
Más información en este post.

“The Age Of Understatement” (The Last Shadow Puppets)
Más información en este post.

“Alopecia” (Why?)
Más información en este post.

“Sea Lion” (The Ruby Suns)
Más información en este post.

“In Ghost Colours” (Cut Copy)
Más información en este post.

“Vampire weekend” (Vampire Weekend)
Más información en este post.

“We Started Nothing” (The Ting Tings)
La euforia de su recepción en la prensa más juvenil contrasta con la de los medios conservadores. Pop para disfrutar, sin linaje de CBGB ni pedigrí neoyorkino. Como Blondie, pero en onda rubia de bote de supermercado y, lo peor, de Gran Bretaña. Pero tiene una virtud. En el local donde trabajo es el único que cuenta con el consenso de TODA la plantilla –dato histórico-, sonando cada día tres y cuatro veces. Reseña en Rockdelux 265.

“Living On The Other Side” (The Donkeys)
Country flácido desde la California surfista, buscando el mínimo común denominador de la zona –sí, Eagles incluidos-, de efectividad pasmosa que, unida a su falta de pretensiones, les hace deliciosos. Reseña en Rockdelux 267.

“Morning Tide” (The Little Ones)
Ya habían avisado con “Sing Song”, tal como contábamos aquí el año pasado, y esta vez han repetido la receta de pop infalible sin olvidar ninguno de sus preciados ingredientes. Reseña en Rockdelux 267.

“The Seldom Seen Kid” (Elbow)
Más información en este post.

“Trouble In Dreams” (Destroyer)
Todos sus discos empiezan a parecer un poco iguales, pero las baladas de pasión histérica nunca dejarán de ser uno de los baluartes de la música contemporánea. Reseña en Rockdelux 262.

“A Virtual Landslide” (Pete Molinari)
Más información en este post.

“In Ear Park” (Department Of Eagles)
Más información en este post.

“Reality Check” (The Teenagers)
Sobra decir que casi todas las canciones son singles potenciales; yo sobre todo suelo repetir “Make It Happen”, “Wheel Of Fortune”, a veces “French Kiss” y “And Of The Road”. Más información en este post.

“Send For The Sea” (Viarosa)
Les conocí el año pasado al rastrear los antecedentes de Simon J. Alpin. Su nuevo trabajo, aún trabajando la americana desde el otro lado del charco, contiene reflejos de las aguas británicas como Tindersticks. Pronto caerá un post.

“Santogold” (Santogold)
Más información en este post.

“Friday Night Lights” (Attic Lights)
Hace unos meses estaba seguro de incluir en esta lista “Freedom Wind” de The Explorers Club (ver reseña en Rockdelux 264). Después estuve tentado de añadir “Things That Roar” de The Beep Seals, aunque al final, como no caben todos, decidí que el pop estaba ya dignamente representado con The Little Ones. Pero acabo de recibir esta perla de Escocia –la eterna rival de California en el segmento pop entre Beach Boys y Big Star– y no puedo parar de escucharla.

“Glasvegas” (Glasvegas)
Su presencia aquí deberá ser bien argumentada durante las próximas semanas. No es cosa de defender lo épico, pero a veces el rock necesita a observadores sociales que, con frases coreadas, reflejen lo que ocurre en la calle: en este caso la mezcla de adolescencia, violencia y alcoholismo es incendiaria.

“Kyte” (Kyte)
Más información en este post.

“The Evening Descends” (Evangelicals)
Un disco cuya mezcla contiene desequilibrios evidentes, con los instrumentos corriendo a una velocidad distinta a la de las voces –el nombre del grupo lo dice- angelicales. Sin embargo el resultado es absolutamente embriagador. Reseña en Rockdelux 261.

“Viva La Vida” (Coldplay)
Más información en este post.

“Philactery Factory” (White Hinterland)
Tengo el disco hace pocos días y aún no hemos entablado una amistad para toda la vida, pero esta voz de chica entre Mary Margaret O´Hara y Rickie Lee Jones, flotando entre efluvios jazzísticos, emana los mejores presagios.

“The Midnight Organ Fight” (Frightened Rabbit)
Ya se habló aquí de las bonanzas de estos escoceses. Este disco es un paso adelante: más profesionalidad en el sonido y más variedad en las composiciones. Sin perder la fuerza. Reseña en Rockdelux 265.

“Little Flashes Of Sunlight On A Cold Dark Sea” (Tex La Homa)
Más información en este post.

“The Week That Was” (The Week That Was)
Arreglos con profundidad de campo grandiosos tipo Kate Bush o Peter Grabriel, muy perfeccionistas, dignos de uno de los hermanos de Field Music. Reseña en Rockdelux 267.

“Keep Your Eyes Ahead” (The Helio Sequence)
Rock compacto, variado, que no será nunca arisco porque, como muestran algunas canciones, la genética es de cantautor. Reseña en Rockdelux 261.

“Make Amends For We Are Merely Vessels” (Our Brother The Native)
Los instrumentales largos herederos del post rock no parecen atravesar su mejor momento. Algo tienen no obstante estas ocho canciones que no me hacen tocar la tecla de avance apenas llegado el segundo minuto.

“Fate” (Dr. Dog)
Una vez me tiraron de las orejas por no poner un disco de Dr. Dog en mi lista. No volverá a ocurrir, lo prometo.

“Evil Urges” (My Morning Jacket)
Al principio pensaba colarlo en la lista de las decepciones pero el tiempo, por alguna razón peregrina –Jim James es como una femme fatale: tarde o temprano caes en sus redes-, me ha hecho cambiarlo de lista. Y lo pongo último porque así luce más. Más információn en este post.