Otras voces:

 

Patricia Godes: “A mí siempre se me ha calificado contraria al planteamiento de Paloma Chamorro, pero te puedo contar una anécdota. Una vez tuve un conflicto con uno de una casa de discos porque puse mal un disco suyo. Así que me llamó y me dijo que los que estábamos en el bando de Paloma Chamorro sólo defendíamos lo de ella. ¡Yo, que a menudo era muy crítica con ella! Ahora bien, siempre defendí La Edad de Oro como formato, el buscar esa espontaneidad, e incluso, hasta llegar al absurdo, con el fin de no saber nunca lo que iba a pasar. Me interesaba ese dinamismo. Siendo yo la más crítica con el contenido, era yo quien en su momento defendía al programa frente a aquellos que ponían a Paloma a caldo, como una intrusa que nos robaba lo nuestro. A mí me parecía que el lenguaje televisivo que encontró no era demasiado válido, pero sí muy interesante, independientemente de que lo que intentara reflejar con ello te interesara o no. No llevó a ningún lado, pero en sí era interesante. La televisión es fórmula y muy fría, y Paloma, desde Trazos, intentó buscar nuevos lenguajes.”

 

Rafa Cervera: “En 1983 prevalecía la inocencia de lo nuevo, porque no había una referencia ni tampoco había lugar para el cansancio; el ambiente era muy entusiasta. Yo debuté en Rock Espezial con un artículo sobre el pop valenciano. Y luego durante la mili hice un artículo sobre Laurie Anderson y una entrevista a Ana Curra. En cuanto a la crítica musical en 1983 no puedo ser muy objetivo porque yo la veía como punto de referencia; si Diego A. Manrique firmaba un artículo sobre quien fuera había que leerlo, igual si Jaime Gonzalo escribía sobre The Velvet Underground o sobre The Lords Of The New Church. Eran gente que hablaba sobre todo lo que iba viniendo nuevo y en la que se confiaba. O no, porque recuerdo que nunca he compartido demasiado algunas de las opiniones de Patricia Godes sobre Tuxedomoon, pero me lo leía porque Patricia tenía un punto de vista que llamaba mucho la atención. Tenía un enfoque muy particular sobre la música, con el que a veces estabas de acuerdo y otras no, pero cuando Patricia hablaba de determinados temas había que sentarse y leerlo, sobre todo, con cosas de la época como el rock latino y los Coyotes. Recuerdo un artículo buenísimo de ella sobre Eartha Kitt en Rock Espezial. Esta etapa de Rock Espezial, como la anterior de Vibraciones, formó parte de mi formación.”

 

Alaska: “Me recuerdo en casa de Ana Díaz (azafata en las primeras emisiones de La Edad de Oro), y llegaba Pito, que era su marido, y nos contaba que había estado en una fiesta con Borja Casani, de La Luna de Madrid. Yo me quedaba escuchando, pero aquel no era mi grupo. Vivíamos en un mundo completamente al margen del de ellos. Era el momento de la posmodernidad. A la gente se le llenaba la boca con esa palabra para desmarcarse de la modernidad que habíamos hecho posible los que estábamos a finales de los setenta. Es una época en que se hace ideología del movimiento, se filosofa sobre todo. Y yo ahora, con cuarenta años, filosofo mucho, pero con dieciocho aquello me parecía un coñazo.”