Al igual que el año pasado, aquí va a modo de aperitivo una selección de ocho discos de 2008 que no llegaron a tiempo para entrar en mi lista del año anterior, pero que tampoco sería correcto meterlos en la de este año. Por supuesto merecerían estar en cualquiera de las dos.

“Walking On A Dream” (Empire Of The Sun)

Estaría entre los cinco mejores del 2009. Absolutamente todas las canciones son una gozada. Para la cabeza y para los pies. Más información en este post.

“Hometowns” (The Rural Alberta Advantage)

No hay que dejar que este disco pase desapercibido. Más información en este post.

“Home” (Peter Broderick)

Aunque haya publicado cosillas dispersas a lo largo del 2009, antes le descubrimos con este álbum y, por ahora, es el que debe prevalecer. Más información en este post.

“Heavy Ghost” (DM Stith)

Otro excelente trabajo rebotado del año pasado cuyo anonimato duele. Más información en este post.

“Oh My God, Charlie Darwin” (The Low Anthem)

Obra de aspiraciones conceptuales mezclando canciones de plasticidad Fleet Foxes con otras más enérgicas dignas de The Felice Brothers. Reseña en Rockdelux 276.

“The Turn” (Fredo Viola)

La fusión entre imagen y sonido llevada a los altares por una voz privilegiada. Más información en este post.

“Turning Down Water For Air” (James Yuill)

La fórmula no es nueva: cantautor descubre los recursos de la informática casera para actualizar sus canciones sencillas. Bardos con laptop. Más información en este post.

“Miles Benjamin Anthony Robinson” (Miles Benjamin Anthony Robinson)

Ya tiene nuevo disco en la calle, pero nos dejó con la boca abierta primero con éste. Más información en este post.