Cuando un grupo de personas se inmola bajo la etiqueta de un “colectivo”, debemos esperar lo inesperado. Que interactúen en proyectos y travesuras mil, o que se dediquen a tantas cosas que les mantengan apartados durante años de una actividad discográfica disciplinada. Nadie duda de la fecundidad del colectivo Elephant 6 de Athens, Georgia; ahí quedan los nombres de The Apples In Stereo, Of Montreal, Neutral Milk Hotel y Olivia Tremor Control. Desde hace ocho años sin embargo Will Cullen Hart, cabecilla de estos últimos afectado por una esclerosis múltiple, no publicaba material. Ahora vuelve bajo el nombre de Circulatory System ayudado por varios miembros del grupo anterior y del resto del colectivo (incluidos Julian Koster y Jeff Magnum).

En “Silent Morning” (Cloud 2009) convergen todos los vectores que siempre han configurado el ADN del colectivo. Ritmos voluptuosos, cambiantes, poco claros, orquestados de manera abigarrada, de formas alucinadas que no obstante –al igual que The Flaming Lips antes de que moviesen ficha con su nuevo álbum- siempre acaban atrapados en la plasticidad de una voz con ansias de pop. Canciones que parecen escupidas por una máquina que no acaba de funcionar bien, que de pronto se atrabanca para volver a funcionar, tal vez de una manera distinta, a los pocos instantes. “Woodpecker Greeting Worker Ant” podría ser un boogie al uso, solo que no es su intención. “Rocks And Stones”, “Overjoyed” y “Signal Morning” contienen pasajes con elementos sixties a modo de fragmentos. Los Beatles de “Strawberry Fields Forever” se huelen en “This Morning”, pero ésta se escabulle arropada por algunos puntales melódicos dignos de Grandaddy. Y es de admirar cómo piezas tal que “Blasting Through”, sometidas a una máquina lavadora de cambios de velocidades crueles, consiguen mantener el cuerpo intacto sin magulladoras. En manos de Circulatory System, los armazones se convierten en aves imperiales, aguantando todo tipo de embestidas electrocompulsivas. Sobreviviendo firmes, incólumes, hasta poder retomar, vencedoras, el vuelo exuberante.