La reivindicación de Unbunny en un post anterior anterior debido a los méritos contraídos por “Snow Tires” –también presente en una lista con lo mejor de la pasada década- seguirá implacable aquí periódicamente. Lo cual no impide percibir ciertos síntomas de decepción al escuchar “Moon Food” (Affairs Of The Heart 2010), supongo más que nada debido a la altura del listón. “Snow Tires” no supuso el fin del anonimato de una carrera de diez años, ni la recopilación posterior de ésta, “Sensorial Underload”. Unbunny a día de hoy siguen siendo plato minoritario, secreto mejor guardado de su pueblo y otras frases tópicas que intenten despertar la curiosidad del aficionado para hacerles algo de justicia.

Este nuevo álbum suena menos a comparaciones pretéritas con Grandaddy y más con Sparklehorse o con el cabecilla de todo el árbol genealógico, papá Neil Young. De hecho “Young Men Are Easy Prey” conduce fácilmente –desde el mismo título o el tono nasal- al “Old Man” del canadiense si éste la hubiera metido en “After The Gold Rush” en vez de en “Harvest”. El señuelo Linkous se vislumbra en ciertos pespuntes de guitarra, así como indirectamente en los terceros implicados (“Are You cautious?/ Design Flaw”, más que a Laurie Anderson, tira a Sol Seppy).

Queda por último dejar constancia del parecido melódico de “Loose Wires” con “I´d Love You To Want Me” de Lobo, así como de ciertas fijaciones mostradas por Jarid del Deo en los textos: `hay una serpiente venenosa enrollada en el pastel de cumpleaños´ (“Winning Streak”) y `sus palabras cortan como un cuchillo tibio y mojado entre el pastel nupcial´ (“Whispers”). Y la temática esquimal, más seria en “You Run Like A Girl”`fuera del igloo, y de allí al hielo´– o, más humorística –`soñé que conducía a Mexico, con parada en una sucia Texaco, conocí a un hombre con el corazón de un esquimal, aunque en Mexico no viven esquimales´- en “Straw On A Camel´s Back”.

Un álbum estupendo para hacer de paliativo de otro que, temo, jamás tendrá un sucesor a su altura.