Decidí que no me iba a hacer eco de ninguna muerte más mientras viviera este blog. También pensaba, inconsciente, que Peter Christopherson nos sobreviviría a todos. Ya no nos queda ninguna mitad de Coil. Desde que se fue Jhonn Balance, tenía su residencia en Bangkok. Ha muerto mientras dormía. Espero que con la triste noticia no comience una leyenda. Al menos hasta que terminemos de escuchar todos sus discos. Prométanlo.