payday loans

Confieso que jamás he podido asistir al Primavera Club debido a una incompatibilidad de fechas. No es grave, pero este año me sentí especialmente mal pues actuaba una de esas pequeñas grandes bandas; las que son pequeñas para los demás y grandísimas para mí. Las que siento que debo asistir más como acto de militancia que como prospección de su directo, para mostrarles que su música ha entrado en la vida de unos cuantos. [Más…]

No sé dónde está Bill Callahan. Se encontrará descansando en algún hueco entre la nota de diez y la que viene después. O puede que su voz nos llegue desde el país en que las canciones se forman con plastilina y hasta un niño de seis años puede moldear la figurilla más bárbara. Porque aquí esto no es normal. Algunos convenimos en su día que lo que se decía en “Sometimes I Wish We Were An Eagle” no podía asimilarse del todo sin tener en cuenta la forma en que se contaba. [Más…]

Za!
12.04.2011

La muerte de Captain Beefheart trajo recuerdos de tiempos y músicas rupturistas, cuando el rock no caminaba solo, sino que se colgaba del brazo de cualquiera con tal de experimentar; sus amigos Frank Zappa & The Mothers Of Invention demostraron que eso de tocar en un grupo además podía resultar sumamente divertido si se parapetaba bajo el escudo de la trasgresión. [Más…]

Asobi Seksu
11.04.2011

Antes que cualquier otra consideración, resulta inevitable empezar esta vez por el diseño gráfico de “Fluorescence” (Polyvinyl/ One Little Indian 2011). Dos sorpresas. La primera, el lujoso digipack desplegable bien podría pasar por una edición de hace veinte años –Throwing Muses, This Mortal Coil, Cocteau Twins, etc- de 4AD, con el nombre de Asobi Seksu dentro de un rectángulo ribeteado en medio. [Más…]

El punk cambió el modo de percibir la música. Barrió una serie de conceptos y propició el nacimiento de otros. En 1979 David Bowie, tras “Low” y “Heroes”, había mutado sustancialmente. También el punk buscaba salidas musicales –más art, funky o after– para no fenecer como movimiento importante pero musicalmente sobrevalorado. Todos estos vértices, que un mes se acercaban entre sí para alejarse al siguiente, interactuaban sin condón, incluso si de por medio se coqueteaba con la concubina tecno pop.

[Más…]

« Entradas anteriores   Siguientes entradas »

You can buy steroids online! Buy winstrol and other steroids on safe place.