“Nostalgia, Ultra” (Frank Ocean). No pensaba ponerlo, debido a su gestación como mixtape –algún día habrá que debatir los límites del término- pero subyace la atracción rebelde del autor, que lo colgó en la red ante los mareos de perdiz de la discográfica. Para unos será su primer álbum el que publique en primavera; para otros era ya éste. Dentro se aprecia la capa accesible sobre la que asienta un R&B con pretensiones de interactuar –cantar sobre la canción “Hotel California” enterita, o los guiños a MGMT y a Coldplay– con los blancos. Más en este resumen.

“On A Mission” (Katy B). La nueva musa británica del dubstep, la que debería hacer posible –en principio- la comunión entre los postulados inquietos del género y su aceptación en las FMs. Más información en este post.

“Azari & III” (Azari & III). Entre el dubstep y el house hay más conexiones de las aparentes. Se palpan en la cápsula de vacío creada por el retumbar de bajos y percusiones: hedonismo y abandono circunvalando las pistas de baile de Toronto. La alusión en el post de Katy B al paralelismo de sentimientos provocado por bandas como Electribe 101 es aplicable también aquí, solo que algunos matices, como la entrada de teclado sobre percusión de “Hungry For Love”, llevan el runrún trepidante de “Good Life” de Inner City. Palabras mayores recuperando el house; si es que alguna vez se fue.

“Sets & Lights” (Xeno & Oaklander). No tiene las subidas del trance, pero a esta pareja de Brooklyn le gusta rellenar su carcasa cold wave –ola fría, etiqueta apropiada- con teclados lustrosos, deslizándose por la estela sideral que dejan reflejadas sobre el asfalto mojado las luces de los neones de la ciudad.

“Undun” (The Roots). Aunque insistan en el flujo aterciopelado, la trama conceptual –que se está convirtiendo en algo recurrente en el hip hop: Kanye West, Janelle Monáe-, le resta inmediatez respecto al álbum anterior. Aún así, el lado amable de The Roots –siempre con un buen estribillo al trasluz- sigue siendo un activo fantástico de cara a cambiar la opinión de quienes desprecian el género tachándolo de enervante. Más aquí.