A veces tendemos a confundir términos. ¿Son lo mismo british pop y brit pop? Pienso que no. Siempre he entendido que el pop británico se define en el tremendo impacto de sus estribillos, mientras que el brit pop utiliza el esquema del pop británico para centrarlo en un sonido y en un tiempo precisos. Así, Beatles y Hollies serían british pop pero no brit pop. ¿Y Oasis o Suede? Evidentemente pertenecen al brit pop, pero a la vez mantienen un nivel melódico en sus dos respectivos primeros álbumes –unos por releer a Beatles, otros a Bowie– que les da billete a categorías superiores.

Precisamente por manejar himnos de alcance similar se harán famosos Tribes. Olvidemos el patrocinio entusiasta de NME. Olvidemos el rechazo de casi todos los demás medios. Olvidemos que vienen de Camden, olvidemos que ahora mismo sufrimos una carencia asfixiante de estrellas de pop rock con buenas canciones. Y escuchemos. “Baby” (Island 2012) es una patada en las partes, pudiendo sus efectos actuar de modos bien distintos. Quienes tengan la evolución de la música como elemento analítico prioritario, no se molesten en profundizar: es un material de fórmula manida. Quienes sin embargo tienen las primeras canciones de Brett Anderson en un altar y no se cansan jamás de canturrear “Don´t Look Back In Anger” en la ducha, los que saben diferenciar entre Suede y Razorlight, o entre Dodgy y Shed Seven –o sea, entre la buena mano para un estribillo gordo y la mala para uno insípido-, están ante un filón. Se presiente en el arrastre narcótico vocalizando repetidamente el título “Whenever” del primer corte. Pero son “Corner Of An English Field”, “Nightdriving” y “Alone With Friends” las que decantan la balanza del lado vencedor. Porque, por mucho que uno reniegue de las formas, por muy conscientes que seamos de la nula aportación de un producto en el devenir musical, hemos de rendirnos, como en el caso del primer álbum de Supergrass, con solo imaginar media docena de estas canciones recreadas por cualquier banda de aficionados en un pub dentro de diez años.