Una mañana de invierno soleada en la periferia de Los Angeles es un regalo que aún luce más si las imágenes de la televisión muestran a gentes de otros estados con palas sacando nieve de la puerta de sus casas.Esa tibieza cálida la conocen bien sus habitantes, de modo que resultan sumamente creíbles cuando la quieren plasmar musicalmente. Beachwood Sparks responden al nombre de un utópico cruce entre dos calles de allí, enorgulleciéndose de sus raíces.

Hacía años que estaban desparecidos, quizás porque el perfil de americana de Brent Rademaker nunca había profundizado en los sentimientos más allá de las formas. Pop con genética country y teclados rock, demasiado alejado de Love o Gram Parsons, y mucho más cercano a las relaciones bastardas de grupos como The Shins, ésas que mantienen posiciones equidistantes con cinco estilos a la vez con tal de proteger la vertiente pop. El retorno con “The Tarnished Gold” (Sub Pop 2012) sin embargo ha conseguido lo que a su obra anterior le había sido negado: una identidad. Desde el primer acorde de “Forget The Song” se palpa una sensibilidad verdadera, que hace que se acerquen tanto a una especie de dream pop con slides como al tuétano melódico solo al abasto de compositores como Jeff Tweedy, Gram Parsons o Arthur Lee (en su defecto Michael Head de Shack). Da igual que de pronto aceleren el ritmo sin verdadera necesidad en “The Orange Grass Special”, o que suelten dos minutos de tex mex alicaído en “No Queremos Oro”: aquí se impone el perfume de belleza non stop y a flor de piel de “Sparks Fly Again” –cóctel de Parsons y Love-, “Mollusk”, “Tarnished Gold” –el Neil Young dorado de “Comes A Time”-, “Water From The Well”, “Leave The Light On” –pura segunda cara de “Abbey Road”-, “Nature´s Light”, “Alone Together” –con la frase cumbre `being alone never felt so good´- y “Goodbye”. Nueve canciones indispensables de trece, excelentemente producidas por Thom Monahan y por fin a la altura de talentos como Grandaddy –otros que vuelven-, dando forma a un claro aspirante a álbum del 2012.