Estaba Perth en el mapa musical mucho antes de que se nos hinchasen los mofletes alabando a Tame Impala. Quizás lo haya dicho antes, incluso puede que la cague por repetitivo, pero escuchar la exuberancia de The Triffids mientras contemplaba –fascinado por aquel título- la portada de “Born Sandy Devotional”, cambió mi vida. Los meandros del río Mandurah en el oeste australiano a vista de pájaro, la arena de la desembocadura y la virginidad del contexto –la perspectiva de la vida, el nacimiento y la muerte- me adentraban en el universo de David McComb. Perth era su habitat, y Freemantle una costilla vacacional o residencial del sudoeste. Lo digo para que se entienda que todo lo que provenga de aquella zona merece mi atención.

La música que practica San Cisco tiene poco que ver con lo de The Triffids y lo de Tame Impala. En uno de los pocos países prósperos del presente, lógicamente han de producirse sonidos en consonancia con la sensación de bienestar. Muchos comparan esta banda con unos Vampire Weekend sin el componente africano aunque yo, solo por seguir en la franja de los eighties, les añadiría, al menos en el tema que da título al EP, unas gotitas de Haircut 100. Pero hay dos canciones más que les dan personalidad propia. Imposible resistirse a los destellos –los coros inocentes me pueden- de “Rocket Ship”, una de esas canciones que no necesitan llegar al número uno para convertirse en inmortales.Y la más introspectiva “Reckless”, con un paso tan delicado como ésas que estás pensando ahora mismo de Fleet Foxes.

La intención de rescatar este EP sin embargo es otra, que va más allá de hablar de cinco buenas canciones o recordar periódicamente que es obligatorio acercarse a la música de The Triffids. Se anunció la publicación del primer álbum de San Cisco el pasado mes de noviembre. Se puede importar de Australia o escucharlo hurgando en internet, pero quienes absorbemos la música según los cánones del mercado pretérito, no logramos entender por qué su publicación en este lado del mundo se ha pospuesto hasta julio.