Muchas expectativas se habían creado en torno a Escarlata, el proyecto conjunto de Israel Marco (Cuchillo) y Remate. Escuchando “Lo Que Me Dijiste Al Oído Se Extendió Por Todo El Mundo” (Foehn 2013) se desprende que han respondido con solvencia a todas. Sobre todo si éstas anhelaban fundir en una sola trama las aristas de los primeros con el universo melódico tan peculiar -y los textos- de “Una Araña A Punto De Comerse Una Mosca”.

Todo se apuntala nada más empezar con “Lo que Me Dijiste Al Oído”. El martilleo de mecánica suavemente engrasada pronto se diluye ante un mero hilillo orquestal, al que se suma la voz frágil. Soñando con lo que me dijiste. O tal vez emulando el placer de soñar a secas. Nivel High Llamas, aunque eso ya se había dicho aquí en otro post de Remate. Sigue la asociación bipolar bien sincronizada en “Morir De Miedo”, pues el texto con pespuntes de ansiedad se incrusta en una música de relajación casi total. Casi. Porque algo chirría entre tanta seda. Un día cualquiera morirás de miedo. ¿Sólo diazepam o será también necesaria sertralina?

Más que algún hermano Wilson playero, Remate se monta a lomos del más fecundo Sean O´Hagan para dar rienda suelta a ese punto onírico salpicado de humor que siempre lleva en la mochila. Deportes y enfermedades, un cóctel de singular fascinación propuesto en canciones consecutivas con títulos como “He Llorado Con Un Ciclista” y “Lucha Libre Profesional”. Donde no obstante suma admiradores es en “Sacar La Basura”. Me maravilla cómo un texto tan corto y elocuente resulta a la vez tan abierto. ¿Me acompañas a bajar la basura. No se puede aspirar a más. ¿Me acompañas? Después ambos sintetizan todo el meollo de la grabación en las postrimerías del mismo tema, hasta dejarla expirar con el instrumental “Fiesta”. Como en un film -comparación también ya esbozada en un post de Cuchillo– donde la cámara enfoca con nitidez extrema para dar cancha al zoom, que se aleja formando círculos -diez minutos, tiempo suficiente para desplegar créditos- muy muy muy despacio. Excelente.