La primera impresión que desprende la escucha de “The Bones Of What You Believe” (Glassnote 2013) de Chvrches: demasiado fácil. Se coge la manera de operar del synth pop, se le agregan finales de euforia juvenil, se arreglan de modo que vistan una voz cargada de inocencia, y se apañan con cuatro estribillos de buen pop.

¿Demasiado fácil? No saquemos conclusiones tan precipitadas si a esta ecuación le sumamos la denominación de origen escocesa. También demasiado fácil parece lo de Camera Obscura, pero cítenme con sinceridad cuántos grupos -a ellos o a su vecino de la frontera sur Paddy McAloon– podrían superarles en su terreno. Chvurches son electrónica chicle de sabor prolongado, capaz de deambular por secciones variopintas sin perder el punto personal que conduce a todos los temas del álbum a un mismo objetivo: de la primera a la última te sacan una mueca de sonrisa cómplice por la comisura de los labios, quizás porque en el fondo, al levantarte el ánimo, te sientes agradecido. Se parecen a “Gossamer” de Passion Pit en varias canciones, aunque intercalando otros referentes en el camino. “We Sink” podría haber figurado en la discografía de Young Galaxy, “Lies” tiene un punto industrial contrastando con la voz de ángel de Lauren Mayberry, “Science/Visions” resuelve la incerteza recurriendo al trance, algo hay en la melodía de “By The Throat” evocando “Video Killed The Radio Star”, y la presencia ocasional de la voz masculina no le resta eficacia (“Under The Tide” mismamente).

Algunos verán ciertas nubes entre la baba y los elogios. Probablemente la voz de ella, por su manera de entonar, en el conjunto del álbum es demasiado regular (sin resultar plana), lo cual podría derivar en el futuro en una suerte de Cranberries del synth pop. Pero a mí personalmente -diseño interior de la bola fucsia remitiendo a la portada de “Passive Me Agressive You” de The Naked And Famous aparte- me parece un debut demoledor que sabe a gloria. ¿Demasiado fácil? ¡Hazlo tú!