A pesar de que casi todas las componentes de Warpaint superan los treinta, decir que han madurado después de su primer álbum ha de tomarse como un cumplido. Han aprendido a expresar sus sentimientos individuales de manera colectiva sin renunciar al tipo de fricción que contribuye a incrementar la tensión de las composiciones.

Puede casi palparse nada más empezar “Warpaint” (Rough Trade 2014) con una intro instrumental de aire improvisado emanando desazón. Un repiqueteo seco -la percusión de la nueva componente Stella Mozgawa resulta clave- de escuela hip hop sobre el que se acomodan notas que podrían provenir de los New Order más otoñales. Incluso molesta que la magia del escozor vulnerable se rompa en “Keep It Healthy” cuando entra la voz femenina. De hecho en canciones como “Hi” fluye una atmósfera de Cocteau Twins con rítmica de The Roots.

Un mérito del álbum es no haber escatimado en producción. A mí me parece que el coste de la nómina de Flood se ha visto ampliamente recompensado con su aportación; profesionalmente sin mácula, además insuflando ese halo de trascendencia presente en muchos de sus trabajos. Y cuando han surgido dudas, ahí ha estado Nigel Godrich para sacar brillo a las mezclas de “Love Is To Die” y “Feeling Alright”. La pieza más destacada, por rítmica y contundente, es “Disco//Very”, el equivalente a LCD Soundsystem de haber estado gobernado por mujeres, aunque yo tomaría el álbum como un ente con vida hormonal propia más que estrictamente femenino. Entre el deseo, lo obsesivo, lo adulto y lo húmedo.