Con Super Furry Animals en barbecho, algún miembro mantiene las energías suficientes para embarcarse en otros proyectos. Ahora es el turno del bajista Guto Pryce que se presenta con Gulp, dúo (ampliado a cuarteto en directo) formado junto a Lindsey Leven. Otra parejita, sí. Y van…

Escuchando “Season Sun” (Sonic Cathedral 2014), en superficie la proyección es que domina ella, pues destacan sobremanera la caricia vocal y su parte de teclados. De hecho la voz de Guto aparece en tramos específicos -caso de “Everything”– donde fluye como la de un Neil Halstead sobre fondo sintético. En cambio Lindsey adapta su susurro dream pop a diversas situaciones. Puede llegar afrancesada en “Game Love”; mantener una mezcla de fragilidad y firmeza -cuando pronuncia kick out of the window en “Let´s Grow”– como si a Stereolab le liberasen de la losa teutona; apaciguar el beat rocoso de “Vast Space” -no llega a Cramps pero sí a B-52´s– con entonación otoñal; ceder a la moda vintage -no, no los comparemos con Elephant o The Raveonettes– en la balada crepuscular “Hot Water”; y jugar a dos barajas en el cierre con “I Want To Dance”: ella quiere bailar con él pero el toque subliminal triste deja entrever que no lo va a conseguir, de allí el epílogo con los teclados iracundos a modo de sonata. Cada cual se desahoga a su manera.