11- “It´s Album Time” (Todd Terje). Non stop disco music pasada por la planta de reciclaje electrónica actual. Todo lo que tiene de pasado lo tiene de presente: una ensaladilla desacomplejada donde el feel good es el objetivo. Puede sonar en el club más elitista o en el polígono más choni sin desentonar. Re(tro)creativo. Post relacionado.

 

12- “Alvvays” (Alvvays). Vintage femenino con elevada carga eléctrica, melódica y estival. La aparente intrascendencia de sus estribillos azucarados contiene críticas veladas a todo lo que rodea al amor (tal como lo venden los estereotipos sociales). Post relacionado.

 

13- “Lost In The Dream” (The War On Drugs). Nada que añadir. Bueno, sí, que a mí no me parece un álbum de folk-rock como se le ha etiquetado por ahí. Y es que se ha dicho ya tanto de él -¿debido a la falta de rivales a su altura?- que, de no ser porque Granduciel me encanta, afirmaría que está sobrevalorado. Post relacionado.

 

14- “Nervous Like Me” (Cayetana). Post relacionado.

 

15- “July” (Marissa Nadler). Post relacionado.

 

16- “Open Up Your Colouring Book” (The Pearlfishers). Me llena de orgullo y satisfacción…perdón, empiezo de nuevo: me deprime muchísimo no ver este disco reseñado en ningún medio importante y, por supuesto, en ninguna lista. Adorable pop escocés a cargo de un músico entrañable que está de vuelta de todo lo que no sea una bonita canción. Post relacionado.

 

17- “Trouble In Paradise” (La Roux). Digan lo que digan, se me han pegado mucho más estas tonadas que las de su aclamado debut. Post relacionado.

 

18- “Range Of Light” (S. Carey). A falta de Bon Iver, damos por bueno -muy bueno- a Carey. Post relacionado.

 

19- “We Are Catchers” (We Are Catchers). El Brian Wilson casero del 2014. Post relacionado.

 

20- “Days Of Abandon” (The Pains Of Being Pure At Heart). Su nuevo álbum es casi tan bueno como el mejor de ellos (que cada cual piense en su preferido). Es un cumplido. Post relacionado.

 

21- “From Scotland With Love” (King Creosote). Una maravilla. Post relacionado.

 

22- “Our Love” (Caribou). Ha simplificado su fórmula electrónica Snaith tras descubrir los placeres del ritmo. Post en preparación.

 

23- “St. Vincent” (St. Vincent). El disco de consagración de Annie Clark ha sido consecuencia de un mayor equilibrio entre composición y ritmo, llevando el concepto de cantautora renovadora a las pistas de los clubs más exigentes. Pero también recordando que sigue siendo un talento único -como en “Prince Johnny”– a la hora de canalizar su sensibilidad. Post relacionado.

 

24- “The Hum” (Hookworms). Barullo visceral y magnético; seguramente el grupo que más apetece ver en directo en estos momentos. Post en preparación.

 

25- “The Moon Ran Like A Bell” (Hundred Waters). Femenino y electrónicamente amniótico. Post relacionado.

 

26- “Fabula” (Old Amica). Ahora, en invierno, es cuando más reconfortan discos así. Post relacionado.

 

27- “Ruins” (Grouper). Ha dejado Liz Harris de lado los drones y la electrónica para centrarse en un tipo de desolación melancólica más cálida, casi sublime (si pueden ir juntas las palabras desolación y sublime) con el piano como protagonista. Ensoñación irreal, donde cada nota y cada tecla cuentan mil sensaciones mientras resuenan en un espacio infinito entre parámetros recogidos. Cuando los susurros pasan de lo espectral a lo plenamente bello.

 

28- “Herd Runners” (Cherry Ghost). Post relacionado.

 

29- “Burn Your Fire For No Witness” (Angel Olsen). Post relacionado.

 

30- “You Walk Through Walls” (You Walk Through Walls). Veteranos que se reagrupan para un proyecto que oscila entre el shoegaze, la intensidad tipo The Wedding Present, y ciertos pespuntes -cuando dejan de rugir las guitarras- de New Order. Grupo a seguir.