Germán es un tipo para tomárselo muy en serio. Lleva años participando, y siendo principal activo en una corriente subterránea -que no conoce de etiquetas al uso- que bombea rock pantanoso, sexy, y romántico. Desde Jugos Lixiviados hasta los geniales Bananas hay mucho camino andado. Un francotirador de gatillo fácil que ahora encandila junto a su grupo La Alegría del Barrio en el muy recomendable “Hay un Lugar” (Producciones Doradas/DIscos Walden, 2015). ¿Quieren mierda? Pues aquí hay de la buena.



En vez de cinco discos citaré cinco EP´s que cambiaron mi vida allá por los 90 (excepto Corte Moderno).
A día de hoy escucho otro tipo de música pero estos engendros sónicos siguen viniendo de vez en cuando a mi memoria llenando el corazón de emoción y recuerdos


1- “I´m looking over my shoulder” (The Subsonics, Lance Rock Records)

Clay Reed es un tipo muy parecido físicamente a Joey Ramone, una especie de extraterrestre larguilucho de movimientos surrealistas, si a eso le sumas la admiración que profesa por el difunto cantante de Queens obtenemos esta especie de “Blitzkrieg Bop” postanfetamínico, cargado de manía persecutoria y delirios de presencias falsas.
Subsonics son buena basura, de esa que te salva la vida, tanto en la adolescencia como en la madurez, si es que la madurez existe.
Un tipo que mezcla a Albert Ayler, la Velvet y los Cramps y nos ofrece un arte tan original y genuino que merece un monumento. Pero es mejor no soñar, harán un monumento a cualquier mierda antes que a él.


2- “Corte Moderno” (Corte Moderno, Grabaciones Grabofónicas, 2013)

Cada vez que escucho este 7″ visualizo a Alan Vega en el cine videando  “Amanece que no es poco”, Martin Rev le espera a la salida y le dice: “Hola, pasa al jardín”. Un jardín verde, por todo verde. La pistola con la que Vega esperaba a Ronald Reagan se convierte en una escopeta verde que Nacho acaricia sentado tranquilamente, esperando la visita del Rey.
Creí que ningún grupo moderno podía sorprenderme, no porque no haya cosas geniales sino porque ya no las percibo. Pero ver a tres soldados frikis cantando a tres voces “Los cerdos son cerdos y cerdos serán” desmontó todos mis prejuicios de carroza.

3-“Sunshine and grease” (Royal Trux, Domino, 2000)

Una buena canción de amor merece siempre ser reconocida, da igual que la cante Alejandro Sanz o esta pareja de Yankis Yonkis. Cualquiera que cante al amor verdadero hace arte.

Neil y Jennifer nos dicen: “Eres un amor de verano, pero el invierno llega y me sigo acordando de ti”, La misma temática que “El final del verano” del Dúo Dinámico, otra pareja bastante Yanki pero ibérica y con costumbres más sanas.
Una producción de ecualización grave, Neil Hagerty tenía su guitarra sin la cuerda aguda, había quitado el clavijero de la primera cuerda. Sonidos graves con sentimientos graves, romanticismo melancólico autocomplaciente. El espíritu de Pussy Galore se había refinado pero seguía impregnando todo cuando los vi en 1998 en El Sol.

 


4- “Guiller Momonje” (Guiller Momonje, Alehop!, 1994)

Guillermo nos grabó a los Jugos Lixiviados varias canciones en su cuatropistas, se sujetaba los auriculares con una media atada alrededor de la cabeza. En sus discos parece que las cuerdas de la guitarra se rompieron, y las reparó con esparadrapo y que los conos de los amplis están boca arriba llenos de arena y cristales. Pero las notas y las letras construyen canciones tan bonitas como un recorrido en góndola por los canales de Venecia o un vuelo de aeroplano sobre Florencia.
Podría creer que el espíritu de Buddy Holly copuló con el de Adriano Celentano, pero nada puede definir la genialidad de Guillermo, es él mismo y ya.

5- “Anytime Cowboy” (Country Teasers, Crypt Records, 1995)

Este grupo escocés creo que no sabe muy bien lo que es ir a caballo cruzando Arizona, Viven en medio de demasiados bosques y demasiada niebla, el concepto del Viejo Oeste lo tienen completamente alienado, en vez de buscar pepitas de oro y prosperidad promulgan destruir la vida humana, mujeres y niños primero por favor. Hank Williams come una manzana golden podrida y escribió esta canción intoxicado.