Meg Remy no es una advenediza en esto de la música. Aunque muchos -entre los que me incluyo- empezáramos a reparar en ella gracias a su anterior álbum “Gem”, la cantautora de Illinois debutó en el 2008 con lo que ya está muy bregada en todo el submundo del Do It Yourself. Con este gran disco,“Half Free”, debuta con el sello 4AD cuyas huestes siempre están al quite, pule el sonido, y sale por la puerta grande. Remy pasa como una funambulista por el lado más oscuro de las relaciones humanas, un poco a la manera del dirty realism postmoderno cuyo referente actual más claro queda plasmado en las sórdidas emociones que transmiten los personajes de A. M. Homes. Su universo estético es mutante, y definitivamente extraño: por ejemplo, les invito a que vean el vídeo que acompaña a la canción “Damn That Valley” en el que se muestran imágenes de una chica que protesta ante la Casa Blanca y otros monumentos de Washington D.C por los horrores de la guerra; paralelamente y sobreimpresionada, la propia Meg -en el papel de una viuda de guerra- canta sobre fondo azulado plegarias del tipo “That’s the valley that took my man from me” en una estética que recuerda a las atmósfera malsanas de las películas de David Lynch. Un mundo raro.

Este es un disco- en lo musical muy variopinto- que se refleja en la nostalgia de las girl groups de los 60 e iconos como Nancy Sinatra, y la acolcha con bases trip hop como en el caso de la inaugural “Sonoral Feelings”; apuntes vaporosos de música dance sazonada con maracas pespuntean relatos de ruptura de parejas – soberbia “Window Shades”-, y “New Age Thriller” es como un día nubloso de picnic pasado junto a Mary Weiss y The Banshees. Las situaciones extremas de desamparo prosiguen, y el tono elegíaco y de cine negro de “Red Comes In Many Shades” apunta hacia la devastación emocional de una mujer, y la oímos cantar “tears fall like rain”. Mujeres prisioneras de su pasado, y que intentan tomar las riendas del presente. Cierra el disco “Woman’s Work” y repite Remy un estribillo esperanzador “You arrived in your mother’s arms. But you will leave riding in a black limousine”.