Ya hemos hablado antes de Pete Astor y su variada trayectoria (The Loft, The Weather Prophets, The Wisdom Of Harry, Ellis Island Sound). Conviene reincidir también en su implicación en el homenaje “I´m Your Fan” a Leonard Cohen, sobre todo por el input recibido de otros participantes entusiastas, en este caso Robert Forster de The Go-Betweens.

Porque, al igual que “Songbox” o incluso más, “Spilt Milk” (Fortuna Pop! 2016) está influido por el sonido de los australianos. “The Getting There” es como una reproducción fiel de alguna pieza de “16 Lovers Lane”. “Really Something” no le va a la zaga. El sha la la de la entrada de “Mr. Music” es de un sixties conmovedor. Y está la melodía pop de “Perfect Life” de cadencia… perfecta. Una primera mitad muy completa. Y muy al día además gracias a la ayuda -ese percutir de “Mr Right Hand” es solo uno de los muchos detalles de la grabación- de James Hoare (Veronica Falls, The Proper Ornaments, Ultimate Painting).

Después, tras el amago de una tonada de CCR en “Very Good Lock”, el álbum gira a un sonido más tranquilo (“Good Enough”) hasta desembocar en el esqueleto (entre un Lou Reed pelado y un Darren Hayman). Cuando regresa en “Sleeping Tiger”, ya ha tirado demasiado de veta. Suerte que remonta al final en “Oh You”. Aún así, el disco se recordará por una gran primera mitad, a la altura de un veterano ilustre que no se resigna a perder el tren.