Doble Pletina me obsesionan esporádicamente. No sé como explicarles para que me entiendan, pero he llegado a la conclusión de que son unos estupendos artesanos del pop, aunque echo en falta más ambición, más actitud si quieren. Por pedir, me gustaría que sus preciosas melodías fueran algún día esas torch songs que toda generación necesita para redimirse. Pero me temo que los barceloneses prefieren alejarse de los focos que les apuntan a cada movimiento que dan, y siguen apostando por escribir canciones “con talento oculto” como cantan en lo que parece ser una declaración de principios en “Nada”; canciones que lucen en la pequeña distancia, y que embriagan, repentinamente, con un requiebro inesperado. Melodías de austera plasticidad en las que parece que no pase nada, pero que si no pierdes la paciencia y escarbas en sus entrañas, pueden regalarte momentos de íntima calidez.

Pues sí, Doble Pletina tienen ese extraño don de hacer buen pop, y sin hacer aspavientos. Ellos no se andan por las ramas, y como hormiguitas van “per feina” al meollo del asunto, sin circunloquios que valgan para vestir su último largo titulado “Así Es Como Escapó” (Jabalina, 2016). Saben que el abecé del pop lo escribió en su momento Carlos Berlanga, y de estos maravillosos mimbres salen temas preciosísimos como la excelsa “Electrobolero” -parece salida de “Impermeable”– en plan canción ligera, o esa “Mausoleo” subrayada por unos sintes que advierten los parecidos razonables entre New OrderFamily. Vamos, ambrosía para pasar todos los otoños de nuestra vida a buen recaudo.

Otros momentos de gran belleza los encontramos en el tecno-pop de “Soltera”, que suena lánguida, y cuyo aséptico encanto se va recreando en sí misma . Un gran soplo en el corazón. En “Tiquet” -cantada en catalán- y en “Primeras Impresiones” juegan en la misma liga que Beach House, y ganan la temporada de invierno; la herencia Vainica Doble se intuye en la bonita “Modos Y Maneras”, pero de momento se conforman con estribillos que arrullan como en su día lo hicieron los popemas de Nosötrash. Cuando Doble Pletina abran las cancelas verán que aquí les esperamos con los brazos abiertos, y con mucho amor. Y muchas contradicciones sin sentido.