jb

Japanese Breakfast es el alias de Michelle Zauner para recuperar canciones antiguas destartaladas y sacarles brillo, sea remezclando o regrabando, de todas sus etapas, incluida la de Little Big League.
Su música: “Psychopomp” (Yellow K 2016) es lo-fi rediseñado para pulir defectos que antes puntuaban como virtudes. Algunas canciones como “Rugged Country” aún mantienen el sustrato naïf. En otras (“Heft”) destacan las piruetas de la guitarra a la hora de decorar los acordes rítmicos, con una intensidad a ratos parecida a Nothing. Solo que Michelle gusta de desgranar sus angustias a través del susurro para de paso esquivar las limitaciones vocales.
Quienes escuchen solo la primera canción pensarán que están ante el disco del año. “In Heaven” es una gozada melódica, como unos Camera Obscura en clave shoegaze. Nada en el resto del álbum tiene un gancho instantáneo a su altura, pero después de varias audiciones, cuando el azúcar ha sido digerido y la mente necesita proteínas, empiezan éstas a vislumbrarse entre el pop de guitarras inyectado por euforia synth de “Everybody Wants To Love You”. O por lo vulnerable que se muestra en “Jane Cum” ante la tormenta emocional. Y así, volviendo a recuperar las canciones anteriormente descartadas, se llega a la conclusión de que todas, a su manera, merecen elogios. Otro disco que crece con el tiempo.