cs4

“Slugger” (Sad13). Lo que ejecuta Sadie Dupuis fuera de la órbita de Speedy Ortiz tiene que ver más con el pop y con sus inquietudes (política, igualdad de sexos, etc). Su fórmula: amansa los decibelios, echa pomada a lo poco que ha dejado chirriar, consiguiendo un álbum pop desde una instrumentación eléctrica ácida. ¿Smashing Pumpkins con voz femenina? ¿Garbage rejuvenecidos picando migajas de R&B? ¿Como una evolución de Haim? ¿O tal vez Taylor Swift arriesgando más? Aquí hay muchos teclados que suenan a guitarras, y vieceversa. Varios candidatos a hit pero solo uno evidente, “Get A Yes”.

“Long way Home” (Lapsley). Adolescente precoz, voz de altos vuelos, misma discográfica que Adele con arreglos electrónicos de pelaje variado. En algunos tramos de la escala su (pre)potencia puede llegar a enojar como Florence, pero casi siempre se las ingenia para ofrecerse sobria y bella, sobre todo teniendo en cuenta la edad. Sabe coquetear con el minimalismo de escuela James Blake y también quedarse a la vera del pop más clásico (mezcla de R&B y Enya puesta al día). Curiosamente ella misma se encarga de los coros masculinos ralentizando la pista de su voz. Y si alguien percibe cierto parecido de vez en cuando con The xx, se debe a la presencia del productor Rodaidh McDonald.

“All I Need” (Foxes). Pop con mayúsculas. Mainstream diseñado para forrarse, con intensidad vocal femenina británica en primer plano como una Florence adolescente y pillando de todas las variantes –synth pop como Chvrches en “Amazing”– que le proporcionan las diversas celebrities implicadas en composición: Dan Smith (Bastille) en “Better Love”, Kid Harpoon en “Cruel” y “Shoot Me Down”, Dan Wilson (Phantogram, Andrew Bird, Nada Surf, Adele, Taylor Swift) en “Devil Side”, Jesse Shatkin (Sia, Tegan And Sara, One Direction) en “Feet Don´t Fail Me Now”, etc. Sin embargo pocos estribillos agarran, tal vez “Wicked Love” y una “Money” con piano demasiado Coldplay. Lástima, porque acaba reducida a una versión de provincias de la profesionalidad norteamericana.