ch

Cuando te gusta solo una parte de la música de un grupo, el hecho de que un miembro publique en solitario siempre despierta curiosidad. ¿Es responsable de la parte que te gusta o de la que no? Cory Hanson escapa momentáneamente de sus obligaciones con Wand entregando “The Unborn Capitalism From Limbo” (Drag City 2016), un álbum de folk tal como se imponía el género entre 1968 y 1973. Florido, pastoral, acuático y repleto de pasajes encantadores de acústica. Apelen a la parte suave del repertorio de Love, al intimismo de Nick Drake o al tono vintage de reconstrucciones similares como Noah Georgeson (con o sin Devendra Banhart).
Nadie diría, vista la fragilidad del sonido, que a veces se le puede encontrar a tiempo parcial entre las huestes de Ty Segall, y pocos entre los acompañantes de Mikal Cronin. “Garden Of Delight” tiene aire Beatles y un par de notas húmedas con “Across The Universe” en la retina, y con los arreglos de cuerda de Heather Lockie -firme a la viola- deslumbrando. El bucolismo de “Violent Moon” convida al sosiego, a “Evening Glass” le pega una lluvia fina, mientras el dramatismo hispano de Arthur Lee encumbra a “Flu Moon”. Son apenas ocho canciones en poco más de media hora. Suficiente para seducir irremisiblemente.