ot
En el interior de este álbum recopilatorio, John Gomez responsable de la edición, cuenta que en un paseo con Priscilla Ermel (una de las compositoras aquí representadas), ésta le espetaba que su relación con el tiempo en aquella época era especial, y ella lo describe como “outro tempo”, que vendría a reivindicar una cosmología que sublimaba el concepto de espacio-tiempo, y que reescribía un nuevo imaginario colectivo que se alzaba uniendo folklore ancestral y sabotaje, dando lugar a una orografía ficticia anclada en la tradición y  la espiritualidad.

En esta selección maravillosa titulada “Outro Tempo” (Music From Memory, 2017) están representados grupos y solistas brasileños que, alrededor de la figura totémica de Egberto Gismonti, dieron forma a una música que tendía puentes (y buscaban la interpelación) entre la tradición y las nuevas corrientes de modernidad que exploraban nuevas texturas analógicas. Artistas que se resistían a ser absorbidos por la homogeneización cultural auspiciada por los aparatos del estado tras el fin de la dictadura, y que edificaron una pequeña, aunque intrincada, red de identidades combativas. El referente a seguir no era la Música Popular Brasileira (aunque intentase adaptar su ideario) sino Brian Eno, pero sobretodo Jon Hassell y su concepto de la Fouth World Music. Tecnología e identidad popular con el fin de recrear una fusión de estilos tan idiosincráticos, como fuera de las coordenadas de espacio y tiempo.
Es un placer bifurcarse por los meandros de este cancionero sin parangón. La bossa mecida por sintetizadores de Piry Reis (“O Sol Na Janela”) es pura lujuria, así como también las aportaciones de Os Mulheres Negras (la electrónica con sitar de “Só Quiero Um Xodó, y el maridaje entre jazz y reggae en “Mãoscolorida”). El trazo new wave de Cinema (“Sem Teto”) parece emerger de entre la inmensidad amazónica, y en “Kiuá” Andréa Daltro nos sumerge en un un mantra enigmático y Piselvático. No dejen pasar por alto este disco.