mf

En el Olimpo del pop de guitarras, a las melodías de Manu Ferrón se les da de comer aparte. Los dioses no se la juegan y quieren mantener las vistas eternamente soleadas.

A estas alturas al de Granada ya no le hace falta demostrar nada. Tiene el don compositor benigno de un Alex Chilton o de un Roger McGuinn. Tiene el alma cicatrizada ante los golpes de amor que siempre le asesta su tierra. Sabe manejar los tiempos, los textos y los estribillos. Pero sobre todo sabe manejar las influencias para hacerlas suyas. En el mini “Medalla De Otro” (Acuarela 2017) conviven con una naturalidad pasmosa todas ellas. Las armonías tipo Teenage Fanclub con el pop español de guateque sixties en “Con La Primavera A Cuestas” (además publicada para cuadrar con el primer día de primavera); el brío de “No Es El Fin”; los arpegios dorados de “Según Parece”; las esquirlas de “Lo Rápido Y Lo Lento”; o la perfecta adaptación de aires y acentos del sur en “Y Ya”.

Este largo camino que llevó desde la sociedad con J en Grupo De Expertos Solynieve al nombre propio alberga mucho cariño en sus curvas y rectas. Para acompañarte en cualquier situación; corear sus estribillos; silbar sus tonadas o susurrar alguna de sus frases al oído de esa persona en la que estás pensando.“Medalla De Otro” es un gran disco. Y ya. Y ya está.