hu

El nuevo disco de Hurray For The Riff Raff es ambicioso. La artista de origen portorriqueño ha decidido dar el salto que pone su música al servicio de las ideas; el homenaje al esfuerzo de todos los inmigrantes que han de sobrevivir en la tierra (no tan) prometida.
La fusión cultural se impone en “The Navigator” (ATO 2017) como concepto desde el principio -una “Entrance” en clave espiritual– al final -el mismo tema con remaches hispanos-, utilizando también elementos de country, folk y rock de cantautora para redondear el entorno criollo urbano periférico, donde se refleja la problemática de la inmigración, la marginación, la vida y el espíritu de superación de los colectivos y los individuos en los barrios. En “Living In The City”, tipo Mink DeVille con acústicas, fluye el riff clásico de la Nueva York desde Jonathan Richman a Lou Reed. Living in the city it´s hard it´s hard it´s hard (parecida desazón y texto que “Baltimore” de Randy Newman cuando la cantaba Nina Simone). Destaca lo reivindicativo -en primer plano en “Rican Beach”– y lo bien que refleja el sonido de la calle -en “The Navigator” sobre todo, con la voz de la intro anunciando… se compran…colchones…refrigeradores…estufas…lavadoras…- pero sobre todo el tema clave “Pa ´Alante”, dividido en tres partes, cuando en la tercera súbitamente se torna himno escalofriante reivindicando todas las aspiraciones lícitas como cualquier ser humano, cercenadas por la denominación de origen. Alynda Lee Segarra es la voz de la integración; no demasiado visible pero, cuando se pone, se hace escuchar. Como una Bruce Springsteen hispana.