gj

En las páginas de este blog hemos estado siempre atentos a los pasos que iban dando los de León. Quizás fuimos de los primeros que nos fijamos en la belleza de unas canciones que han ido creciendo en madurez a lo largo de estos años. En “Glub Glub Glub” (Acuarela, 2017) se agradece ese empeño por sonar con entidad propia, más allá de influencias más o menos  obvias, y reducidas, aquí en su tercer largo, a su mínima expresión. Ya podemos decir que Gente Joven son algo más (mucho más) que alumnos aventajados de Antonio Luque o Family. Sí, en este nuevo cancionero siguen estando presentes, pero la lírica de Fernando De La Flor (más inspirado que nunca) rehuye el lugar común, y sacan pecho experimentando con nuevos sonidos que los acerca a texturas más prototecno de inspiración post-punk.
La portada de fondo negro avisa el peligro de una mar picada, y mirándola vienen a mi mente Moby Dick, el paisajismo romántico, y mil y una noches en vela. Cuesta que entre la intro,“Glup”, pero cuando el eco de esas notas ambient te van envolviendo, es momento de pasar rápido a la genial “Memorias De Mis Patos Tristes” cuyo vaivén me inspira tanto porque resucitan el legado de Décima Víctima, y en su escualidez formal se funde algo de Young Marble Giants y Shuggie Otis. En “Fotogramas” De la Flor canta versos de extraña cotidianidad “Te canto boleros al oido con la gracia de un bloque de hormigón. Nadamos desnudos en un lago a leguas, mejor por separado.”, y los sintes esbozan estelas espectrales a la forma de unos Beach House; otro punto álgido llega con “A Flote”, una historia melvilliana con alma  vainiquera, pespunteada por la voz de Esperanza Collado. Turbias aguas enfangan “Todos Los Peces Olvidan Lo Mismo”, y la enorme “Gigantes Y Gigantillos” da pábulo a imaginar, y divagar, sobre qué pasaría (¿de qué hablarían?) en un encuentro fortuito en el bosque entre John Maus y Sr. Chinarro. Un disco precioso.