jw

Al igual que en el caso de Eau Claire en Wisconsin, también apetece echar un vistazo a lo que sopla en Ann Arbor, estado de Michigan, pues de allí son Colin Stetson y Justin Walter, ambos expertos en vientos aunque utilizándolos desde distintas perspectivas.
A Justin le gusta más sumergirse en la electrónica paisajista de campo abierto y crear un universo ambient muy personal gracias sobre todo a la utilización de la trompeta y de un instrumento capaz de emularla -un sintetizador llamado EVI: electronic valve instrument- que puede llegar a sonar entre teclado, trompeta y clarinete.
“Unseen Forces” (Kranky 2017) es un compendio de texturas líquidas invernales -los lagos, Kranky-, en esta ocasión desprovistas de percusión, donde el mundo se aleja, se acerca o simplemente se refleja cámara lenta. Es difícil no dar rienda suelta a la imaginación con “Unseen Forces” o “Sixty” como música de fondo, flotando en el tiempo -a veces con este chasquido de épocas pasadas tipo The Caretaker– sin sobresaltos súbitos y a merced de los placeres que producen las lagunas de la memoria. Todo muy estático y sutil, tan sugerente en la noche como ante la blancura del hielo. Experimental y apacible.