fs

Se puede morir por empacho de pasteles, aunque también es cierto que a nadie le amarga un dulce. Lo de Fantastic Something era repostería fina, y en temas como aquél single suyo de 1983, “If She Doesn’t Smile (It’ll Rains)”, o este “The Night We Flew Out The Window” perteneciente a su único LP, ‘Fantastic Something’ (Blanco y Negro/WEA, 1985), venían cargados con extra de bizcocho, chocolate y azúcar. La receta empleada por los hermanos Alex y Constantin Veis (nacidos en Boston, criados en Atenas y radicados en Londres durante siete años) es la que sigue: un bizcocho doble formado por cuatro partes diferentes en el siguiente orden: estrofa A (4 x 2 acordes), estrofa B (4 + 6 acordes), puente C (4 x 3 acordes) y cambio de tonalidad en el estribillo instrumental D (6 x 6 acordes); doble cobertura de chocolate en forma de un bajo dulcemente funk a cargo de Deon Estus y una percusión de corte brasileño por Martin Ditcham; una capa doble de azúcar glass espolvoreada por encima en forma de ese arreglo de flauta sampleada a cargo de Adrian Lee como intro al estribillo, y de la voz naïf de los Veis; y por último la guinda del pastel: esos arpegios cristalinamente punteados que recorren toda la canción, particularmente en el estribillo y que, aun basados remotamente en The Byrds, sólo tenían parangón por entonces con los practicados por Johnny Marr en The Smiths o Jim Beattie en los primerizos Primal Scream.

Podríamos añadirle crema pastelera o cabello de ángel u otros adornos, por ejemplo transformados en unas letras cuyo sentido, entre poéticamente naïf y sensiblemente evocador, lo degustará el oyente según su paladar: “Tonight we’re five minutes ahead of Mickey Mouse”, “When I think of all the love we can have / it’s a mystery to me / with you” , “This boy wears a cone hat that reaches up the sky / his flag is a huge map with places that you hide”, etc.

La confitería de estos maestros griegos pretendía haber publicado un segundo largo en 1993 pero no pudo ser, perdiéndose por el camino varias de sus canciones. El resto, cinco temas, sería publicado por Siesta en 2001 bajo el título de ‘Songs in A Small Room’. A partir del siguiente año bifurcarían sus caminos firmando Alex con el alias de The Waving Tree (‘A Sunday Afternoon’ EP (Siesta, 2002); ‘Burgundy Brown’ EP (Cloudberry, 2007)) y Constantin Veis bajo su propio nombre (‘Memory-La’ LP (Siesta, 2002); ‘Presents The Glamorous Life Savers “Resurrected Elsewhere”’ LP (Jigsaw, 2014)), pero, aun por separado, siguen regalándonos canciones como mazapanes.