tn

Genial Matt Berninger defendiendo la carrera de The National, más de quince años de ascenso lento pero firme. “No nos sentimos cómodos bajo los focos. Tenemos suerte de que Arcade Fire sigan operativos. Ellos gestionan mejor eso de ser centro de atención, son como girasoles. Nosotros somos más como setas”.
La frase no deja de conllevar cierto paralelismo con su música actual. Suceden cosas bajo aquel estilo hercúleo consolidado entre “Alligator” y “Boxer”. Aunque instalados en su zona de confort con un sonido identificable y sólido, en “Trouble Will Find Me” se les vio ávidos de pesquisar bajo la capa freática personal de voz, bajo y batería. Esta vez dan un nuevo paso adelante con “Sleep Well Beast” (4AD 2017), de título explícito. Detalles de electrónica y cientos de ideas más transcurren en la franja subterránea de sus composiciones urbanas, otra vez con la ayuda de Peter Katis coproduciendo (echa también una mano en voz y sintetizador Justin Vernon). Canciones en apariencia parecidas que contienen elementos muy distintos. A “Dark Side Of The Gym” le distingue el final orquestado. “Sleep Well Beast” se ampara en bleeps y aún así se reconoce plenamente como The National gracias a la voz rota típica de Matt. Es viril y es reconfortante, controlando en todo momento el tempo de las emociones; cuando le viene en real gana, cambia el énfasis vocal en “Empire Line”, el grupo se solidariza y la aúpan a la cima. Algún tema busca una agresividad más cruda –“Turtleneck” roza a Nick Cave– o se conforma con un latigazo de épica impagable como “The System Only Dreams In Total Darkness”, “I´ll Still Destroy You” con su percusión voluptuosa clásica y “Day I Die” con la guitarra lacerante, pero en conjunto su música sigue cocinándose a fuego lento soltando esquirlas ardientes periódicas. Gran despliegue de portento elegante. Una vez más.