20171217_154430
Hace unos días mi amigo Edgar Ducasse me chivaba un descubrimiento que había encontrado rastreando entre los parajes insondables, y llenos de alegrías y tristezas que son los bandcamps. ¡Y menudo hallazgo!, porque es de lo mejor que he escuchado este año en lo que a cosecha pop de refiere, y aunque redunde en lo mismo, no tiene nombre que artistas como Ex-Pat tengan que ver como tu talento queda relegado a plataformas digitales, y además casi de tapadillo.

Bajo este alias tan cool y enigmático (ojo con la portada que es para morir de amor) se esconde el artista Buffalo Patrick Weil, y en su bandcamp pueden encontrar toda su discografía que esconde guiños bastante descarados a Ariel Pink, pequeñas piezas de protojazzdreampop, mucho reverb y más falsete, y una idiosincrasia muy asimilada (por necesidad o por convicción, no sabemos) hacía el DIY. 
En este año publica su mejor cancionero hasta la fecha para mi gusto, el fabuloso “Does Life” en el que encontramos a un autor lo suficientemente dotado para confeccionar melodías y ambientes sofisticados que se pegan a la piel. La querencia por Ariel Pink es clara como he dicho, y queda expuesta en “Replicate”, con esos aires tan cheesy que me encandilan. En “Blue Neptune” fuerza el falsete hasta la parodia y te mece con esos aires sixties y fronterizos que parece como si Beach House estuviesen poniendo la banda sonora a western crepuscular. Una de mis favoritas por la emoción que irradia.
Más influencias recorren los meandros de este revelador tracklist: “Weight Of A Thousand Suns” es un arqueo de cejas al Prince de “Purple Rain”, y le aplaudo por la hazaña conseguida, y “Summer On Saturn” le da una dentellada al sonido de Porches. Cierra el disco con una preciosa “Let Us Go” que va enredándose entre los punteos de una guitarra que hipnotiza. Soul postmoderno del bueno.