payday loans

20171222_102636

Nueva muestra de sobriedad de Adrian Crowley con “Dark Eyed Messenger” (Chemikal Underground 2017). El austero bardo irlandés prosigue su peregrinación hacia los santuarios de los autores con voz y actitud parecidas a la suya, como Bill Callahan o Leonard Cohen. [Más…]

Circuit Des Yeux
22.12.2017
20171217_122909
Posiblemente no venga al caso (o sí), e incluso no entiendan este arrebato de sinceridad o exhibicionismo (llámenlo como quieran), pero la música de Haley Fohr me acompañó en uno de los episodios más terribles y traumáticos de mi vida. Mi madre agonizaba en un hospital. Le habían detectado un repentino tumor pulmonar que estaba arrasando todo a su paso. Mi madre y yo teníamos una relación muy especial, de esas de apego emocional que rayaba lo enfermo (no, no hablo de síndromes patológicos, hablo de conexiones extrañas). Mi madre le quedaba poco tiempo de vida, y lo sabíamos. Ya su mirada estaba ausente, y solo balbuceaba inaudibles sonidos que en el intento de emitirlos la hacían toser. Quedaban horas y quise pasarlas con a su lado. Era lo mínimo que podía hacer. Y llegó la noche, la última. Yo estaba sentado a su vera, escuchando música para aislarme de esa sinfonía de muerte que planeaba en la habitación. Ruidos que se te calaban hasta en los huesos. No recuerdo la hora, pero no se me borrará de la mente jamás, que a una hora de la madrugada indeterminada mi madre se incorporó un poco y me lanzo un beso. Se lo devolví desde la distancia. No escuche bien lo que me dijo, pero creo que fue un te quiero. Era un adiós aunque no era plenamente consciente de ello. En aquellos momentos en los que esperaba el ocaso, hubieron dos mujeres que me acompañaron (musicalmente) en aquella noche: Bea Benjamin y Haley Fohr. Con sus sonidos alcancé lo más parecido a los que muchos llaman la paz interior que necesitaba. No sé qué coño es eso de la paz interior, pero debe ser algo muy parecido a sentir el fluir de tu ritmo biológico totalmente ajeno a la fenomenología que nos perturba. Bien, se cierra el telón. Un suspiro de alivio.

[Más…]

ed211e62-6669-4307-a3e0-f87b05abba1fSiempre he sentido un cosquilleo sospechoso con Kelley Stoltz. Canciones edificadas sobre pilares sólidos a las que no obstante costaba adherirse en la memoria. Bien en las formas y no tan bien en el resultado final, si valoramos éste como la capacidad de penetración del músico. Hasta el punto que me empiezan a rondar comparaciones malignas: ¿no será el suyo un caso -apropiación indebida- actualizado similar al de Lenny Kravitz? [Más…]

Susanne Sundfør
20.12.2017

20171217_155416

Esta noruega que ha coqueteado con el éxito durante una década sin renunciar a la credibilidad -colaboraciones con Röyksopp y M83-, aparca los fastos synth pop de su quinto álbum “Ten Love Songs” para recluirse con “Music For People In Trouble” (Bella Union 2017) en un universo mucho más unicelular. Sea a través de una serenidad tipo Adele como atacando esporádicamente cotas más altas (menos voluptuosa que Björk o la Newsom), da forma Susanne Sundfør a una colección de diez piezas muy sugerentes.

[Más…]

Tim Bernardes
19.12.2017
20171217_155045
Para acabar el año bien nada mejor que descubrir a un talento sinpar como este cantautor carioca llamado Tim Bernardes. Manifiesto mi admiración hacia él desde ya por hacer canciones tan bellas, y por el gusto exquisito que pone en cada nota, y por tener una de esas voces que van guiando a la canción por donde le da la gana. Poco, o más bien, casi nada sé de él. Leo por internet que tiene un grupo que se llama Terno, y que reside en São Paulo, aunque por la información que me llega parece ser un compositor bastante apreciado por esos lares.

[Más…]

« Entradas anteriores   Siguientes entradas »

You can buy steroids online! Buy winstrol and other steroids on safe place.