¡¡¡Eeeps, se acerca el buen tiempo!!! Así como en épocas más frescas apetece sumergirse en melancolía, la subida de las temperaturas conlleva implícita una cuota de hedonismo, como mínimo hasta fin de agosto, cuando algunos corazones empiezan a detectar brotes de languidez coincidiendo con un cambio de luminosidad en el ambiente.
Desde el otro lado del planeta, donde la media de calidad de vida es sensiblemente superior a la europea -clima, recursos, nivel de paro, ética política y moral, etc-, despuntan Confidence Man, muy apreciados en su entorno natural de Melbourne. Recogen influencias de muchos grupos para pasarlo bien -sin más- que nos han marcado a lo largo de nuestras vidas. Básicamente se trata de ritmo exultante dinamizado por la divertida interpretación vocal. Unos ven un aire de Hercules And Love Affair, otros los espabilados juegos de The B-52´s o Kid Creole. El funk divertido de “Confident Music For Confident People” (Heavenly 2018) es puro frenesí durante buena parte de la mitad de la grabación (“Boyfriend”), llegando a la cima en una onda muy Madchester, como Jagwar Ma, con “Out The Window”. Rematan al final con una “Fascination” que, sea por la entonación, sea porque allí hay un texto diciendo `let me introduce myself´ o porque la palabra `fascination´ remite a “Satisfaction”, evoca sin tener musicalmente mucho que ver a The Rolling Stones.
Pegadizos e indispensables en cualquier espacio apto para bailar durante el verano de 2018.