Muy bregada como ayudante de producción -por ejemplo a las órdenes de Chris Coady en “Freedom” de Amen Dunes y “Slowdive”- por fin Sarah Tudzin se atreve a publicar material propio bajo el nombre de Illuminati Hotties. Se dice que “Kiss Yr Frenemies” (Tiny Engines 2018) es el desarrollo de lo que en principio se planeó como una maqueta promocional de sus virtudes para obtener contratos. Y esto le diferencia mucho de otros discos de mujeres actualmente en primer plano -Soccer Mommy, Frankie Cosmos, Camp Cope, Hop Along, Forth Wanderers, Snail Mail- mucho más cercanas al concepto ideológico -que no sonoro- de lo fi.
Tiene un punto de contacto sutil con ellas, cierta influencia nineties, de la cual Sarah se desmarca utilizando guitarras más asentadas sobre un sonido consistente. De hecho su precisión productora quirúrgica hace que la energía desprendida se asemeje a la de Butch Vig con Smashing Pumpkins en subidas arrebatadoras como la de “Cuff”. Con un punto de humor (evidente en “Pressed 2 Death”: I write a song on my new guitar and it sounds like ssshhhittt). Lo que sin embargo la hace singularmente atractiva es combinar todos estos matices electrónicos rugosos con una vertiente compositora de veta Brill Building. Piénsese en Best Coast, Alvvays o los Jesus And Mary Chain contenidos, con igual o mejor puntería en melodías desplegadas parcialmente en una composición. De hecho “Shape Of My Hands” y “Paying Off The Happiness” son Allo Darlin´ on fire. Y, si se trata de demostrar su amplia gama de recursos, ahí están “For Cheez (My Friend, Not The Food)” y una “Declutter” final para copar la vertiente más sensible. Excelente muestrario técnico y humano.