No se trata de la movida de korean pop. En Chicago también existe un grupo llamado Varsity, formado hace más de cinco años con la vocalista Stephanie Smith como seña de identidad de su sonido.
En su nuevo álbum “Parallel Person” (Babe City 2018) trabajan el rock independiente desde el recato otoñal en una gran ciudad. Resonancias lánguidas y vaporosas en “Gordi, You´re A Saint” que prometen, sobre todo al seguirle el pop de “Settle Down” y la guitarra deslizante de “Lied For You”. Se hacen gigantes en lo que mejor dominan, entre lo pausado y lo amniótico como “Krissy”, cuando el ralentí provoca una sensación de bonanza sedante para en cambio bajar enteros si, caso de “Must Be Nice”, se trata de inyectar una aceleración que deviene flacidez.
Posiblemente esta fina cuerda que separa lo anémico de lo vulnerable cueste de percibir en las primeras escuchas, pero a la larga vencen. Y en buena parte gracias a la pieza final, “Alone In My Principles”, construida en base a un par de acordes en segundo plano sosteniendo la belleza del andamio mientras Stephanie canta el texto. Cuando ella calla y quedan solos a merced del ritmo, lo traslúcido se torna de pronto romántico en un epílogo sencillo de belleza glacial. Subes el volumen, flotas, y nuevos mundos asoman. Y como una banda sonora del fin de nuestros días, poco a poco se desvanecen.