Personaje bregado de la escena de Nueva Zelanda, formó Jonathan Bree parte del grupo The Brunettes antes de moldear su carrera en solitario. Con este nuevo trabajo, “Sleepwalking” (Lil´ Chief 2018), se postula como una de las propuestas más sugerentes del año en el hemisferio austral.
O al menos así lo indica con la nocturnidad del arranque de “Sleepwalking”. Pronto, en la segunda (“Boombox Serenade”, con la voz de Crystal Choi), se desvela la verdadera naturaleza del sonido, inquietante y perturbadora. “You´re So Cool” es multiforme, con un giro -a medida que transcurre- hacia un spaghetti western electrónico, mientras lo sinuoso del groove de “Say You Love Me Too” evoca la actual fórmula de Amen Dunes, destacando la aportación vocal de la leridana Clara Viñals (de Renaldo & Clara). Ya por entonces -mitad del álbum, a la altura de “Characters”-, Bree se está revelando como un entendido en apacibilidad siniestra.
En la segunda mitad se hace acompañar en un par de temas (“Static” y “Plucking Petals”) por Princess Chelsea, apadrinada en su discográfica Lil´ Chief y también ex-Brunettes. Antes y después de ellos no obstante “Valentine” y “Coke” nos descubren cierta relación de su pop con el de Stephin Merritt. Y un gran y casi inesperado epílogo con “Fuck It” sube bastante la nota final.