Se dio a conocer Jam (antes Janine) Rostron, personaje de Bolton de perfil electrónico queer ahora afincado en Berlin, como Planningtorock en 2011 con “W” en DFA. Los altibajos sonoros de aquel álbum tan personal han evolucionado hacia un sonido mucho más homogéneo con su nueva oferta “Powerhouse” (DFA 2018).
En él Rostron se centra en ritmos de club nocturno trufados de ingredientes actuales. Desde el autotune omnipresente -a saco en la liturgia electrónica de “Wounds”- hasta la sensación de un arreglo de cuerdas creíble de “Piece Of My Mind”, fluye un pulso que no solo incita a bailar, sino también a reflexionar. Tiene esto que ver con el tema de sexualidad de títulos como “Transome” y “Non Binary Femme”, pero también con su experiencia familiar junto a una madre sufrida (a ella va dedicado el corte final “Powerhouse”), una hermana autista (“Beulah Loves Dancing”) y un hermano fallecido problemático (“Dear Brother”).
Musicalmente destacan dos canciones. “Much To Touch”, producida por Olof Dreijer (The Knife), disfuta de una cadencia soul escondida en el tratamiento synth, mientras el pitch del autotune de “Somethings More Painful Than Others” se desliza fantásticamente sobre el terciopelo metronómico. No es un trabajo excepcional, aunque sus aspiraciones narrativas le destacan por encima de músicas similares lúdico/rítmico/electrónicas.