Podemos tirar de un par de hilos para argumentar. Por ejemplo la fijación de algunos artistas australianos con Berlin (Nick Cave, Robert Forster). O la de los australianos con “Random Access Memories” (Kevin Parker, Pond). El caso es que Parcels, banda de Byron Bay, se instalan en Berlin y en 2017 tienen la posibilidad de grabar la canción “Overnight” en Paris con Daft Punk.
También se deben aclarar un par de cosas. Ni “Overnight” se puede comparar con “Get Lucky” ni “Parcels” (Kitsuné 2018) con “Random Access Memories”. Ni por otro lado con “Currents” y su exuberancia melódica. Su inyección de positivismo es sin embargo muy bienvenida. El disco se mueve alrededor de la idea central marcada por el ritmo ribeteado con los riffs de marca Nile Rodgers. ¿Aburrido? No. A pesar de que la mayoría de canciones apliquen la misma fórmula, como “Comedown”, “Closetowhy” o el single “Tieduprightnow”, siempre algún detalle las hace huir del estereotipo. “IknowhowIfeel” por ejemplo deriva en una vocalización dreamy, mientras “Withorwithout” tiene muchos elementos dream pop, llegando incluso a lo semitropical -el aire de los Steely Dan más anémicos de “Exotica”- o ya a la balada semisoul (“Yourfault”).
Para redondear su buen humor, el tema funky de cierre “Credits” consiste en el recitado de los créditos a cargo del rapero berlinés Dean Dawson. Como Laura Marling en Lump, pero más divertido.