El nuevo trabajo de Atención Tsunami deja poca cancha a la melodía. Siguiendo la flecha evolutiva coqueteando con el math rock, “Vltra” (Récords Del Mundo 2019) se centra en poner a prueba la combustión de sus motores mediante un rendimiento musical y rítmico elevado, dejando el hilo conductor en manos de la aparente neutralidad del spoken word.
No siempre sin embargo esta neutralidad se mantiene, pues la telaraña de acero creada por los instrumentos incrementa a menudo la tensión, como en el final caliente de “Potencial” o la voluptuosidad de “Nueva Fuerza”. Y cuando los textos llegan precisos se destapa la escucha del álbum desde una perspectiva más política con dos piezas destacadas. Una “Fluye Hiena” cuestionando con su pedalada motorik, subliminal y tal vez inconscientemente, si el hedonismo es a día de hoy aconsejable o no (`lo primero, por supuesto, es dejar de pensar´). Y “Astray”, donde se atreven -ojalá más artistas y músicos de cualquier tendencia política se atreviesen: la música siempre ha de ser el reflejo musical de su tiempo, al menos mientras se insista en afirmar que hay libertad de expresión- a encarar la deriva nacionalista ibérica, la hipocresía europea y la necesidad de más 8Ms. Demasiados músicos condenados sin que el sector proteste, demasiada prensa mirando a otro lado. Un silencio aterrador a cambio de subvenciones. 1984.