Buceando en los recovecos de la melancolía, un nuevo proyecto de Oscar Vilariño asoma tras el disco de A Veces Ciclón. Se trata de Musel, de momento con un single titulado “Paseniño” que consta de dos canciones interpretadas en gallego.
La primera, “Sombra E Luz”, es dream pop conducido por el arrastre de la acústica cuyo desplome de eléctrica glacial eleva a los altares el acompañamiento vocal de María G. Mieres. Funciona excelentemente bajo este arreglo, con guiños a post rock y slowcore, y lo haría igual de bien en otras claves -synth pop, folk- porque la composición lo vale.
“Palabras”, la segunda, es más explícita en intencionalidad. Una versión de “Words” de Low, también en gallego, muy sentida y a la vez respetuosa con el binomio austeridad/intensidad de los norteamericanos, y que dice mucho acerca de las sensaciones que se pretenden transmitir a través de Musel.