No llegaron Slow Club a tener su momento de gloria. Arrancaron con un folk británico prometedor -ni Fairport Convention ni Mumford & Sons ni demasiado alejado del pop-, intentando mutar con los años y los discos, aunque lastrados por el formato de pareja. A Charles Watson se le ha visto hace unos meses con The Surfing Magazines. Y Rebecca Taylor ha dado el salto sin red con Self Esteem.
Será porque es mujer, británica y cuenta con referentes valientes a los que seguir, pero no ha de ser fácil llegar a la conclusión que has de asumir los costes de lo que te apetece hacer, por mucho que esté trillado o conlleve que te acusen de apuntarte al carro. A Rebecca le gusta el pop, el hip hop y el R&B, de modo que otra competidora habemus en el segmento de las Lily Allen, Rae Morris, Sia, Tove Styrke, Robyn, Billie Eilish etc. “Compliments Please” (Fiction 2019) es un debut largo, con trece canciones (más tres interludios), donde conviven el pop de nivel a ratos alto (el triplete de “Monsters”, “Actors” y “Wrestling” seguidos impacta) con bastantes influencias de R&B/hip hop (“I´m Shy”, “Peach You Had To Pick”, “She Reigns”) y con singles potentes (“The Best”).
El álbum encaja perfectamente en los modelos de mainstream que queda bien elogiar, pues utiliza un lenguaje actual con calado femenino. El cambio de chaqueta ha sido en defensa propia.