Nueva propuesta femenina la de Niüfer Yanya desde Gran Bretaña, muy atractiva debido a su versatilidad; ni es folk singer, ni pop tipo Lily Allen, ni activista hip hop ni costilla desprendida del brit pop cual Florence. Además con una coartada conceptual -en forma de cinco cortos interludios promocionando la organización We Worry About Your Health- que alarga a diecisiete los temas presentados.

El gancho principal de “Miss Universe” (ATO 2019) se centra en la urgencia del single “Inj Your Head”, donde se aplica sobre todo su productor y coautor John Congleton -también en “Monsters Under The Bed”- abriendo las puertas a las piezas siguientes como “Paralysed” y sobre todo la muy sentida “Angels” (aquí, al igual que en “Paradise”, figura Joe Dworniak, conocido en la península por su trayectoria junto a nombres como Rosendo, jarabe De palo, Luz Casal o Peret). Nilüfer se columpia majestuosa en el arreglo dramático, así como en otras piezas -”Baby Blue”, o la recomendable “Melt”- donde cruza la nocturnidad de Sade con la textura de Amy Winehouse. En “Heat Rises” el coprotagonista es Dave Okumu (Jessie Ware, el último de Mavis Staples, etc).

Por mucho que parezca un discurso complaciente, la británica no se arruga, y cierra el disco con el minimalismo de “Heavyweight Champion Of The Year”, donde el desgarro de las guitarras va mucho más allá del pop al uso de un debut prometedor. Las composiciones refrescantes son tan solo la tapadera.