En busca de una idea original. Cuando la arquitectura clásica de tu estilo ha estado definida diez años atrás con una trilogía de álbumes, y andas buscando desde hace un par de grabaciones una salida nueva que no comprometa tu esencia, aceptas sugerencias.
El caso es que “I Am Easy To Find” (4AD 2019), el nuevo disco de The National, ha dejado entrar en primer plano el aire fresco del protagonismo de las voces femeninas. No puedo asegurar cómo surgió la idea -a lo mejor durante una cena con las respectivas esposas, pues intervienen tanto Carin Besser, la de Matt Berninger, como Mina Tindle, la de Bryce Dessner- pero la verdad es que el álbum está trufado de intervenciones femeninas de su entorno en primer plano. Algunas de peso, como Sharon Van Etten -excelsa tras el temblor epiléptico que le da paso en “The Pull Of You”- o la de Kate Staples, alias This Is The Kit, en la más conmovedora del disco -la canción titular- y en “Rylan”. Y otras igualmente destacables aunque no tan conocidas por el público actual como Gail Ann Dorsey -una asidua favorita de las grabaciones de Bowie- en cinco piezas, incluida la inicial “You Had Your Soul With You” con su electrónica punzante.
Obviamente el material es The National clásico tanto por su composición regia como por su métrica -más allá del tipo de arreglos- pero lo que pueda perderse en sensación protectora confesional viril se gana en sensibilidad solemne femenina. Todo en un mismo cóctel que las hace cómplices, como evidencia una “Roman Holiday” inspirada en la relación de Patti Smith con Robert Mapplethorne.
De todos modos, lo que permanece tras la escucha es reconocer a The National como portavoces de unos valores emocionales del rock solo al alcance de las proporciones legendarias de R.E.M. Cuando la longevidad aún es virtud y no tara.