Sigue Jake Xerxes Fussell en la linea de su álbum anterior, revisando la evolución de la música tradicional norteamericana. “Out Of Sight” (Paradise Of Bachelors 2019) es un trabajo construido a partir de raíces viejas -incluso centenarias- que conforman el cancionero no siempre conocido del país. Algunas piezas fueron recuperadas anteriormente por otros músicos, aunque otras aquí presentes escapan a la memoria colectiva.
El gran mérito del disco es haber Jake conseguido hacer suyas estas canciones. Sean de origen country, blues o bluegrass, han sido dotadas de una pátina personal acogedora que invita a disfrutar -más que a estudiar- este tipo de revisionismo. Será por la delicadeza del violín de Libby Rodenbough -Jake sabe bastante de cultura de violines- o por la de otros músicos -la percusión de Nathan Bowles, la steel guitar de Nathan Golub o el piano de James Anthony Wallace-, el caso es que fluye la sensación de penetrar en los recovecos -los apacibles y los turbios- de la Norteamérica rural preindustrial. Con un cariño que traspasa. Por ejemplo “Oh Captain” -la canción de un grumete- se escuchó en los años 20. “Michael was Healthy” es una de Thomas McCarthy que recuperó Nathan Salsburg para Andy Lomax Archive. “The River St. Johns” es el discurso de venta de un pescadero en el mercado. Pete Seeger rescató “Winnsboro Cotton Mill Blues” en los 60. Y “Drinking Of The Wine” fue grabada por Clara Ward en los 50.
Repitiendo lo dicho en el post dedicado a su disco anterior: especialmente recomendado a los seguidores de Ry Cooder, William Tyler y el Steve Gunn de hace diez años.